diseñar

¡Hola! Soy Tan Jiménez, Arte Senior en la agencia SOUP y el día de hoy quisiera compartirte un poco acerca de “El Temor al Diseñar”.

 

Si eres creativo o formas parte de un equipo creativo, muy probablemente te sentirás identificado al momento de conocer a alguien nuevo en el medio, que te cuente sus miedos al momento de diseñar o crear algo nuevo. Después de un tiempo comienzan las grandes preguntas que nos atormentan tanto, ¿lo estoy haciendo bien? ¿Les gustará? ¿Lo que hago es lo suficientemente creativo? ¿Se ve bien? ¿Podré lograrlo?

 

La verdad es que todos esperan algo de ti como diseñador, arte o creativo; prácticamente que cuentes con una innumerable serie de “skills” que hagan que la idea de un cliente sea visible, cuando la realidad es que NO TODOS contamos con esa serie de “características” que definen a un creativo como todos creen.

 

Algo que a mi me a funcionado en este camino por el medio creativo / digital es no compararme con el resto, que es difícil no hacerlo, pero no pierdas tiempo en ver lo que los demás tienen o hacen para crear algo increíble; mejor considera ese tiempo para buscar lo que necesitas y mejorar tus talentos.

 

Otra cosa que debes tomar en cuenta es: ser consciente de en qué etapa de tu carrera te encuentras y avanzar a la par con ella. No debemos correr cuando aún no sabemos caminar, ya que tomando esto en cuenta sabremos en qué nivel nos encontramos y así, podremos plantearnos hacia dónde vamos.

 

Te dejaré un par de consejos, no para llevar una vida creativa o ser el mejor arte del mundo, pero sí para mejorar en tu proceso y disfrutarlo.

 

  1. Crea moodboards. Existen cosas increíbles que verás en Pinterest, Behance, Instagram y otras plataformas de contenido creativo, así que crea un board con ellas y comienza a guardar las que más te gusten. OJO, sé consciente del tipo de arte que guardarás, busca algo que consideres tienes las herramientas para poder igualarlo y mejorarlo, ve por niveles.
    Aquí te dejo el mio que me ha funcionado muy bien. 
  2. Identifica tus habilidades: No quieras ser un “todólogo”. La realidad es que podemos hacer un poco de todo, pero al final tendrás un talento más fuerte que otros así que identifica cuál es. Puedes tener mayor conocimiento en ilustración, fotografía, corrección de color, fotomontaje o animación; el propósito es identificar  cuál es el tuyo y trabaja en ello.

  3. Guarda tutoriales. No necesitas gastar dinero para encontrar herramientas que te ayuden a mejorar tus habilidades. Así como existen plataformas de clases online, también existen tutoriales que puedes encontrar fácilmente sin necesidad de pagar por ellos, y puedes encontrarlos en YouTube o Pinterest. Sólo recuerda utilizar las palabras más precisas al contenido que quieres encontrar al momento de buscar. Aquí te dejo mi playlist que te servirá muchísimo. 

  4. Práctica. La mejor forma de saber que estás avanzando es practicar, practicar y practicar. Mientras más trabajos realices, (aunque se queden solo para ti y no sean para un cliente) podrás identificar en qué puedes mejorar, en qué estás avanzando, e incluso, explorar técnicas o estilos que no has probado. Todo está en ser constante.

 

Por último recuerda: frustrate, enojate, piénsalo todo, pero al final disfruta el proceso, porque de esos momentos también nace la creatividad.

 

No te pierdas el blog de “El influencer indicado para tu marca”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.